Bazo

El bazo y su papel en la función inmune

El bazo es un órgano pardusco del tamaño de un puño ubicado en la parte superior izquierda del abdomen, metido en un espacio entre el estómago, el páncreas y el riñón izquierdo. Es uno de esos órganos que la gente conoce, pero no está seguro de lo que hace. Básicamente, el bazo es un contenedor de almacenamiento y un filtro para la sangre, aunque es parte del sistema linfático. De hecho, es el nódulo linfático más grande del cuerpo. Una de sus tareas es eliminar bacterias y virus dañinos en el torrente sanguíneo. Su otra tarea principal es eliminar o almacenar ciertas células sanguíneas.

El bazo no es parte del sistema digestivo, sin embargo, está conectado a los vasos sanguíneos del estómago y el páncreas. El bazo está situado en el lado izquierdo de nuestro cuerpo; debajo de las costillas y sobre el estómago. Es una parte del sistema linfático y puede pesar entre 150-200 gramos en un adulto sano y tiene aproximadamente 10-12 cm en su dimensión más larga.

Dos tipos de tejido del bazo: pulpa roja y pulpa blanca

El bazo se compone de dos regiones principales, a saber, pulpa roja y pulpa blanca. La pulpa roja representa poco más de tres cuartos del bazo. Una región designada zona marginal es un área de transición que la separa de la pulpa blanca.

Pulpa roja

La pulpa roja es roja porque tiene muchas cavidades pequeñas (sinusoides) donde el bazo almacena sangre en caso de lesiones u otras situaciones en las que el cuerpo necesita sangre extra. Esta reserva de sangre tiene un alto recuento de plaquetas, un componente esencial para la coagulación de la sangre para ayudar a detener el sangrado. La pulpa roja también elimina y recicla los componentes de los glóbulos rojos viejos, dañados y muertos.

Pulpa blanca

La pulpa blanca se asocia con la función linfática del bazo. La mayoría de este tejido consiste en nódulos relacionados con la linfa, llamados corpúsculos de Malphighian. La pulpa blanca funciona como parte del sistema inmune, produciendo anticuerpos (inmunoglobulinas) que reconocen y neutralizan antígenos dañinos (bacterias y virus) en la sangre. También produce y almacena glóbulos blancos (linfocitos).

El bazo reacciona a la enfermedad

Como podría esperar de un órgano que filtra la sangre, el bazo responde a cualquier lesión o enfermedad que afecte el suministro de sangre. Cuando algo sale mal con el bazo, por lo general es una reacción a algo en otra parte del cuerpo. La lista de enfermedades que pueden tener un impacto grave en el bazo es larga, por nombrar algunas: malaria, anemia falciforme, leucemia, anemia perniciosa, enfermedad de Hodgkin, mononucleosis, virus de Epstein-Barr y sarcoidosis.

Estas enfermedades hacen que el bazo se vuelva muy activo. Cuando lo hace, procesa y almacena más sangre, lo que a menudo hace que se agrande. Esto es normal y generalmente desaparece cuando la enfermedad desaparece. Sin embargo, a veces se desarrolla agrandamiento crónico, una condición llamada esplenomegalia (splen-o-MEG-allee). Esto puede indicar que el bazo está demasiado activo para eliminar los glóbulos rojos o las plaquetas, empeorando las condiciones de la enfermedad. Ocasionalmente, el bazo se vuelve tan grande, esplenomegalia masiva, empuja a los órganos y vasos sanguíneos cercanos. Esta puede ser una razón para eliminar el bazo.

Esplenectomía: extirpación del bazo

Además de la esplenomegalia, otras afecciones que pueden requerir la extirpación del bazo incluyen cáncer del bazo (generalmente linfoma), ruptura del bazo (por accidente o golpe) y pérdida de suministro de sangre al bazo (infarto con necrosis del bazo). Si bien la extirpación del bazo, una esplenectomía, es una operación importante, el bazo no es un órgano vital y el cuerpo tolera su eliminación. Esto es especialmente cierto con la esplenectomía laparoscópica, en la que se extirpa el bazo a través de unos pocos "orificios" (agujeros) en el abdomen en lugar de grandes incisiones abiertas.

Laparoscopia utilizada para diseccionar tejido alrededor del bazo

El bazo generalmente es un órgano del tamaño de un puño que está metido en una esquina del abdomen justo debajo del diafragma y rodeado por otros órganos importantes para la digestión.Partes del estómago, colon y páncreas necesitan ser disecadas para poder acceder a este órgano.La imagen de arriba muestra una porción del ligamento que une el bazo al colon que se reseca para facilitar el acceso a los vasos sanguíneos del bazo.
El bazo generalmente es un órgano del tamaño de un puño que está metido en una esquina del abdomen justo debajo del diafragma y rodeado por otros órganos importantes para la digestión. Partes del estómago, colon y páncreas necesitan ser disecadas para poder acceder a este órgano. La imagen de arriba muestra una porción del ligamento que une el bazo al colon que se reseca para facilitar el acceso a los vasos sanguíneos del bazo.

Debido a su papel en el filtrado de la sangre y como parte del sistema inmune, las personas sin bazo necesitan estar alerta para condiciones tales como infecciones e inflamación, ya que el cuerpo es menos capaz de resistir ciertas bacterias y algunas vacunas son menos efectivas.

Glossary